Válvulas termostáticas

Regulación y control de radiadores

Regulación para el control de calefacción sin perder confort.

La válvula termostática es un cabezal de regulación con él que es posible ajustar la temperatura deseada en cada habitación; la válvula mantiene la temperatura constante automáticamente, permitiendo o limitando el flujo de agua caliente al radiador.

Además, en el borrador aprobado del R.D. Transposición Directiva 2012/27 E.U. relativa a la eficiencia energética, se cita: "Para permitir al cliente final la regulación de sus consumos, se instalarán los repartidores de costes de calefacción junto con válvulas con cabezal termostático, que se instalarán en cada uno de los radiadores de los locales principales, como sala de estar, comedor o dormitorios".

Prestaciones del cabezal termostático Techem.

La válvula termostática instalada en cada radiador, regula automáticamente el flujo del agua caliente que entra en el radiador para que la temperatura se mantenga constante en cada habitación.
Girando el cabezal es posible ajustar la temperatura que se desee; hay 5 valores diferentes, además de la posición antiheladas:

 * posición antiheladas 7°C
0 posición todo cerrado – 0°C
1 corresponde a aprox. 14/16°C
2 corresponde a aprox.  16/18°C
3corresponde a aprox.  18/20°C
4 corresponde a aprox.  20/22°C
5 corresponde a aprox.  22/24°C 

Consiga la temperatura deseada en cada habitación.

Al alcanzarse la temperatura deseada en la habitación en la que está instalado el radiador, el flujo del agua caliente se interrumpe automáticamente.
Si la habitación está siendo enfriada por influencia de agentes externos (por haberse dejado la ventana abierta, por ejemplo), entonces la interrupción del flujo de agua caliente será más breve.
Una vez alcanzada la temperatura deseada, el radiador comenzará a enfriarse en la parte inferior dando como resultado un gradiente de temperatura entre la parte superior, más caliente, y la parte inferior, más fría.

Si desea recibir más información haga click aquí

Volver Arriba